Inicio Ciencias Volcán fueguino: Del mito al descubrimiento.

Volcán fueguino: Del mito al descubrimiento.

178

Antes de tener las herramientas que existen hoy en día, los especialistas sitúan el volcanismo activo, en general, hasta la zona central de la Patagonia. Esto debido a que los sucesos volcánicos han sido excepcionales, además de estar ubicados en zonas hasta entonces desconocidas, inexploradas, despobladas o, muy poco accesibles. El primero de los volcanes australes en tener registro comprobado de actividad fue el Volcán Cook, San Clemente o Fueguino, en Isla London (también Isla Cook). Pero su descubrimiento no fue mediante satélites ni sensores. Acá comienza la curiosa historia del descubrimiento de este volcán.

A fines de Noviembre de 1712, el capitán Josselin Gardin, a cargo del navío San Clemente, navegaba a la cuadra de la isla Hermitte, cuando observó un fenómeno volcánico hacia el interior del Archipiélago de Tierra del Fuego, en el sector de la actual Bahía Nassau. Este hecho quedó registrado en la cartografía a modo de una montaña humeante con el nombre del “Volcán de San Clemente”, en la Carta Espherica del Remanente de la América Meridional en la parte del Sur’, 1764. Otras menciones similares son en la Carta Reducida de la Extremidad de la América Meridional, de Amadeo Francisco Frezier (1772) en la Carte de les détroits de Magellan et de Le Maire, de M. Laborde (1790). 

Más adelante, el 25 de Noviembre de 1820, el capitán Basil Hall, al mando del H.M.S. Conway, cruzaba desde el estrecho Le Maire hasta Cabo de Hornos. Esa noche, él y toda la tripulación fueron maravillados con una erupción que se desarrollaba hacia el noroeste, en dirección a los andes Fueguinos, la cual continuó de manera intermitente durante toda la madrugada. El fenómeno lo asimilaron con el volcán Stromboli. El capitán estimaba que el origen de las erupciones se encontraba a unas cien millas hacia el interior del archipiélago. Sus observaciones fueron publicadas en un libro en 1824, el cual tuvo difusión en 1861 en la Carta Esférica del Estrecho de Magallanes, donde ya incluso se detallaron coordenadas de la ubicación del supuesto volcán, en la cadena andina vecina a la bahía de Ushuaia. Esto hizo que se aceptara la veracidad en la existencia del volcán, motivando una expedición italo-argentina a Tierra del Fuego en 1883, a cargo del capitán Giovanni Roncagli. Lamentablemente, los estudios geológicos realizados durante la expedición mostraron la inexistencia de algún volcán en aquella latitud. Finalmente corrió el tiempo, el volcán pasó a ser considerado como un mito y nadie volvió a recordarlo. 

fotografia:Sernageomin

Casi medio siglo más tarde, un 3 de Febrero de 1926, la goleta Fortunato Viejo, al mando del capitán Emilio Krsanac, navegaba en la ruta desde Ushuaia a Punta Arenas por el brazo noroeste del Canal Beagle.  Aproximadamente a las dos de la tarde, se toparon con una densa nube formada por ceniza que se extendía hasta por cinco millas. Según informó más tarde al diario “El Magallanes”, el capitán atribuía esta nube a un volcán que posiblemente existía en la Cordillera Darwin, a juzgar por la dirección del viento. Sin embargo, esta noticia fue tomada solo por un fenómeno climático particular, pues no se tenía conocimiento de las antiguas observaciones del fenómeno volcánico. 

Ahora es necesario mencionar que vecino al sitio del suceso, unos 30 km hacia el suroeste, se ubica la Isla Cook. En 1978, en aquella isla, una comisión del Instituto de Investigaciones Geológicas (ahora SERNAGEOMIN) encontró, por casualidad, domos y conos volcánicos con demostraciones de actividad posteriores a la última glaciación en Fuego-Patagonia. Como en el área son prevalecientes los vientos del cuadrante suroeste, no podría descartarse la procedencia de la ceniza desde un posible foco volcánico situado en dicha isla. 

Entonces fue así como, a partir de los registros históricos, relatos y suposiciones, se logró determinar la ubicación de la caldera activa a la que se denominó Volcán Cook: nuestro misterioso Volcán Fueguino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí